jueves, 1 de abril de 2010

Cosicas (III)

Jacinto se sentó al lado mía y me preguntó que estaba haciendo.

-¿Ves a los que están detrás mía?

Justo en la mesa de atrás había una pareja joven que bajo los efectos de tres o cuatro litros de tinto con limón estaban babeándose muy pasionalmente, aislados completamente del ruido, los gritos y de las canciones punk que allí sonaban.

-Pues como tengo gases, he decidido sentarme justo aquí para acribillarlos a cuescos, a ver si les entra asco y echan la pota. O por lo menos que asocien inconscientemente un mal olor con el hecho de besarse.

Jacinto lejos de llamarme guarro o increparme por un comportamiento tan infantil, asintió con la cabeza y se sentó al lado mía.

-De puta madre, me quedo contigo y te ayudo, a ver que pasa.

¡ESE ES EL ESPÍRITU!

3 comentarios:

A las 4 de abril de 2010, 12:12 , Blogger Tito G ha dicho...

siempre se puede contar con jacinto para esas cosas xD
no había leído el del bar xDDDD tanta intriga,,,

 
A las 17 de mayo de 2010, 11:52 , Blogger Sara Sáez Hoces ha dicho...

Ese es todo tu comentario????

 
A las 30 de mayo de 2010, 14:22 , Blogger Lenore ha dicho...

Vaaaaaaaaya, vaaaaaaaya...

Un besii! ^_^

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal